Los principales errores de los emprendedores

Written by Carlos Blanco

Elegir mal a los socios, repartir las acciones a partes iguales, no redactar un pacto de accionistas, emprender con amigos,... son algunos de los primeros errores que cometemos los emprendedores. Yo los cometí en mis primeras experiencias y también lo han hecho la mayoría de emprendedores de éxito de España. Y es que somos humanos y tenemos tendencia a cometer equivocaciones a pesar de conocerlas de antemano. Sin embargo, si conocemos los errores y sabemos cómo otros emprendedores los han solucionado nos será mucho más fácil tirar adelante. Con este objetivo escribí mi libro "Los principales errores de los emprendedores".

Los emprendedores empezamos a cometer errores el primer día, incluso antes de fundar la empresa, cuando seleccionamos a las personas que nos acompañarán en la aventura. Siempre digo que es un grave error emprender con la pareja, con compañeros de universidad o con amigos ya que estas personas pueden ser fantásticas en este rol pero no en lo que necesitas para tirar adelante tu idea de negocio. Al final, si emprendes con ellos y la empresa no avanza bien lo más probable es que te quedes sin startup, sin socio, y sin amigo o pareja.

Recuerda que el equipo, la ejecución de la idea y el sector de negocio significan más del 90% del éxito del negocio. Crea un gran equipo (aconsejable entre 2 y 5 personas) que te complemente en lo que sabes que eres flojo y que dominen los temas clave de tu negocio (por ejemplo, si quieres crear un e-commerce necesitas gente que sea crack en compras, logística, SEO, adquisición de clientes). Un equipo con talento te ayudará a brillar en la ejecución y esto te dará más oportunidades para que tu negocio triunfe. Aunque te cueste más encontrarlo al principio, a la larga lo agradecerás.

Los siguientes errores que se cometen son el reparto de acciones y el pacto de socios. Desde pequeños nos enseñan a repartir la tarta a trozos iguales para que todos comamos exactamente la misma porción. Es una cuestión social y esto lo trasladamos a todos los aspectos de nuestra vida, incluso a la hora de repartir las acciones de nuestra startup. Éste es otro grave error. Cada uno de los socios aportamos algo distinto, no siempre todos le dedican exactamente las mismas horas, ni tienen la misma experiencia y conocimiento, ni mucho menos aportan el mismo networking. Este es otro aspecto clave y se tienen que repartir las acciones en función de todos estos aspectos. No tiene ninguna lógica que tengan las mismas acciones la persona que tiene la idea y que deja su trabajo para emprender que el socio que seguirá en su trabajo part time y que participará en la startup el resto de horas. Es obvio, ¿verdad?

Siempre ligado a las acciones, otro error grave es NO redactar un pacto de socios (o pacto de accionistas). Como normalmente emprendemos en algo que vale 0, con amigos o conocidos y sin saber exactamente dónde llegará la aventura, es algo en lo que no contamos pero que no tenerlo te puede llevar a tener graves problemas con ellos. En este documento se reflejan aspectos como el compromiso de permanencia, competencia, exclusividad, activos aportados, órganos gestores, penalizaciones... Tener el pacto de accionistas te ayudará a una correcta toma de decisiones en momentos críticos.

"Pon un abogado en tu vida", puede sorprenderte pero te aseguro que yo me habría ahorrado algunos disgustos si lo hubiese hecho. Cuando empezamos, muchos emprendedores jugamos a ser abogados creyendo que "solamente con saber leer es suficiente para entender todos los documentos". NO es cierto! Los textos legales tienen mucho de interpretación y cualquier pequeña modificación puede cambiar por completo.

Ya he remarcado la importancia del equipo emprendedor, pero también es muy importante que los profesionales que se incorporen a la empresa tengan actitud y aptitud deseada para una startup. Es mucho más habitual de lo que parece equivocarse en la captación de talento. Para fichar es básico que tengas claro cuáles son los perfiles clave de tu empresa, por ejemplo, en una startup tecnológica el CTO, un especialista en SEO, otro en marketing online... son perfiles en los que no puedes errar debido a su relevancia. Y, sobretodo, si te das cuenta que te has equivocado al fichar a alguien no dudes en prescindir de sus servicios. Ser lento en despedir te puede llevar a generar un problema grave dentro de la empresa.

Finalmente, quiero remarcar la importancia de generar networking. En mi opinión es un error no salir a conocer a gente experta en tu mismo sector o en sectores similares. Al final todos aprendemos a partir de nuestros errores y de los errores de los demás. Déjate aconsejar por quienes ya han pasado por lo mismo que estás viviendo tú en este momento. Estamos en un ecosistema de aprendizaje constante y es necesario relacionarnos con los demás emprendedores para lograr un aprendizaje constante.

Cierro mi post con una recomendación, "sé positivo, si lo eres conseguirás todos tus objetivos."