Luis Martín Cabiedes: “El emprendimiento no es una alternativa a la generación de empleo”

Hemos estado con Luis Martín Cabiedes. Sobran las presentaciones para uno de los inversores de startups tecnológicas más importantes de nuestro país y promotor, de la sociedad de capital riesgo Cabiedes&Partners, donde tienen participadas tan conocidas como Privalia, Trovit, BlaBlaCar o Reclamador.

Queríamos saber cómo piensa un inversor, y ya que estábamos, hemos aprovechado para preguntarle por la nueva Ley de Emprendedores. Esperamos que disfrutéis de la entrevista tanto como nosotros.

¿Qué tiene que contarte una startup y cómo tiene que hacerlo para que despierte tu interés?

Tiene que contarme un buen proyecto. No tiene mucho sentido preparar mucho la forma y hacer una presentación brillantísima si el negocio es malo. Si es un buen negocio me lo puedes presentar de la peor manera posible.

Cuando voy a ver a un emprendedor no le dejo que me haga un pitch, no le dejo que me presente un Power Point y no le dejo que me haga una beta de su proyecto. Le pregunto tú quién eres y en qué estás, y a partir de ahí empiezo a preguntarle. Quiero que me lo cuenten como se lo cuentan a sus amigos.

¿Cuánto tiempo tiene el emprendedor para contarte su proyecto antes de que desconectes?

Es distinta la presentación que se hace en un foro de inversión de la entrevista que se hace a posteriori. Ésta segunda debe durar una hora; la presentación en el foro, en cambio, no debe durar más de 3-4 minutos. En este tiempo no hay que intentar resumir el proyecto, es imposible, sólo se tienen que dar las claves para que coja tu número de teléfono y decida llamarte.

Se empieza diciendo básicamente cuál es tu negocio, por ejemplo, "vendemos zapatos", porque primero tengo que peguntarme como inversor si el proyecto me encaja, y para eso necesito saber de qué industria es, si es un negocio internet qué tipo de negocio es, qué tamaño es, en qué fase está, y quién lo presenta.

¿Qué cosas no se le debe decir a un inversor?¿Qué mentira te han contado más veces?

Cosas que no se le pueden decir porque desconectas inmediatamente: no tenemos competencia. Si no tenemos competencia mal vamos, porque eso quiere decir que seguro que no hay mercado. Otra cosa que no se debe decir es que las previsiones son muy prudentes... no tienes que contar cuáles van a ser tus ventas dentro de 2 años en Argentina, cuando todavía no has vendido nada en Móstoles. En general, no cuentes nada que un inversor ya sepa. Hay gente que todavía me pone transparencias con "internet está creciendo", o "el sector móvil está creciendo".

El problema no es que el emprendedor te quiera engañar, el problema es que el emprendedor se engaña a sí mismo que es mucho peor. Muchas veces he visto al emprendedor engañarse a sí mismo, no quería ver una cosa que para todos los demás era obvia, todo el mundo sabía que aquello no estaba funcionando, y él seguía. Es como los que van a pescar y cada diez minutos que pasa la caña en el agua se van imaginando un pez más grande. A muchos emprendedores les pasa lo mismo, están pendientes de una venta cada vez más grande. La capacidad del ser humano para auto-convencerse y para auto-motivarse es muy positiva pero también muy dolorosa.

¿Cuáles son los principales errores de los emprendedores?

Te pongo ejemplos muy de estar por casa. Un chico que dice que en el año 2 va a hacer internacional y no sabe inglés. O un chico que en año 3 va a estar vendiendo X y no sabe gestionar equipos de más de 2 personas. Pero la culpa no es de ellos, la culpa es de toda la tontería que hay en los medios e incluso en la política, que parece que con tener una idea y mucha ilusión todo es posible. Se juega mucho con la ilusión de los emprendedores. A mí me da mucha pena, a veces los ves y piensas, pero si no están preparados, ¿quién le ha dicho a estas personas que todos podemos ser Zuckerberg?

Hay que ser realista. Me recuerda como cuando somos niños y queremos jugar en el Barcelona o en el Madrid, tienes que darte cuenta de que también puedes pasártelo muy bien en equipos regionales.

¿Quién crees que es el responsable de todo esto?

Pues yo creo que mucha culpa la tienen los políticos. En España tenemos un problema dramático de desempleo y se les ha ocurrido esta especie de juego de espejos y de ilusiones que es el emprendimiento como solución. El desempleo no los van a arreglar los startups, el desempleo lo va a arreglar quien genera empleo hoy. Mercadona emplea más personas que Apple, Twitter, Facebook y Google juntas. Whatsapp vale la mitad de todo el IBEX y empleaba me parece que eran 40 personas. En el Ibex son 1.200.000 trabajadores. Whatsapp ha creado mucho valor, pero empleo, no.

¿Qué medidas crees que deberían tomarse para facilitar el emprendimiento?

Las medidas que creo que deberían tomarse son fundamentalmente tres: fiscalidad para las stock options; fiscalidad de los business angel, dándole al menos, el mismo beneficio fiscal que les dan a las Sicav y al capital riesgo; y ayudas públicas para favorecer que una empresa venda, y no que una empresa gaste (retrasando el pago del IVA 12- 18 meses, y cosas de ese estilo).

Sin embargo, las medidas que se han tomando con la Ley de Emprendedores son: creación de una empresa en 24 horas, para que en 24 horas puedas empezar a pagar impuestos; han subido las tasas de los autónomos, (¡toma apoyo a los emprendedores!) Y ahora dan la nacionalidad española al que compra bonos del estado o propiedades inmobiliarias, pero no al que viene aquí con dinero para invertir o acelerar una empresa. Y todo esto lo ponen en la Ley de los Emprendedores.

¿Qué consejo le darías a un emprendedor que está empezando?

Emprender requiere de mucho esfuerzo, mucho trabajo y mucha suerte. Si no está seguro de que es una oportunidad del tamaño de un camión, yo le aconsejaría que se lo plantease. Me dedico a los emprendedores y creo que vale la pena emprender, pero tienes que estar seguro de que es tu oportunidad. Cuando estés decidido a emprender debe ser a tiempo completo. Nadie va a invertir, ni ningún negocio podrá salir adelante si no te dedicas full time al proyecto.

¿Recomendarías a una startup la participación en una aceleradora de empresas?

Creo que la aceleradora como concepto es muy importante, la idea es buenísima. Yo las apoyo, la prueba es que me suelo acercar a la mayoría, pero hay que tener cuidado con la que se elige. Merece la pena estar en aquellas aceleradoras donde se ayuda al emprendedor y se le echa una mano, otras sin embargo son auténticas pérdidas de tiempo.